El sector de la hostelería tiene una mayor paridad por sexos en la contratación que otros sectores, situándose por delante el empleo femenino. De 1,7 millones de trabajadores que hay en el sector 906.600 son mujeres, lo que supone el 53,1% del total, frente al 46,9% que representa el empleo masculino, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del INE. El predominio de las mujeres se observa de forma más acusada en el alojamiento, donde el porcentaje sube hasta un 59,2%, frente al 51,2% que representa el empleo femenino en las actividades de restauración.

El empleo femenino aumentó un 3,6% en 2018 en el conjunto de hostelería, lo que supone 31.525 ocupadas más que el año anterior. La evolución porcentual fue la misma en las dos ramas de hostelería, aunque en términos absolutos supuso 22.950 empleadas más en restauración y 8.450 más en las actividades del alojamiento.

En el último año en las actividades de restauración el empleo masculino ha aumentado con mayor intensidad que el femenino, por lo que se ha acercado el porcentaje de hombres y mujeres, mientras que en las de alojamiento descendió, con una mayor distancia entre sexos.

En la evolución de los últimos diez años, las mujeres han recuperado los niveles de empleo previos a la crisis, con un incremento en 2018 de un 11,3% respecto a 2008. El crecimiento fue desigual según los subsectores con un mayor incremento en las actividades de alojamiento (30,2%) que en las de restauración (5,6%).

El 31,4% trabajan a tiempo parcial                                                                            

Las mujeres siguen siendo mayoría en los contratos a tiempo parcial y representan el 31,4% del empleo femenino, frente al 17,4% que representa en el masculino. Además, continúa ampliándose la diferencia con los hombres, ya que mientras estos últimos siguen descendiendo, las mujeres con este tipo de jornada continúan en aumento, aunque a menor ritmo que en años anteriores. Los trabajadores a tiempo completo aumentaron a mayor ritmo que el año anterior en ambos casos, aunque el crecimiento fue más destacado en el caso del empleo masculino.

Las mujeres también representan un mayor porcentaje de trabajo temporal, un 39% de las asalariadas, frente al 37,4% de los hombres. No obstante, el porcentaje por género se ha acercado en 2018 ya que el empleo temporal femenino se redujo (-1%) mientras que el masculino aumentó un 4%.

El 15% son autónomas

El 15% de las mujeres hosteleras trabajan por cuenta propia, que suponen 143.900 personas, con un aumento de un 5,8% respecto al año anterior, frente al 3,2% que aumentaron las asalariadas. En las actividades de restauración suponen un porcentaje mayor (18,8%), frente al 4,6% que representan en el alojamiento, aunque en 2018 en este último subsector aumentaron con mayor intensidad (+23,4%).

Las mujeres son mayoritarias en todos los tramos de edad, excepto entre los 60 y 64 años en que hay un ligero predominio de los hombres. La mayor distancia con los hombres tiene lugar en el grupo de entre 50 a 59 años, con un incremento respecto al año anterior de un 12,5%, aunque el mayor aumento porcentual tuvo lugar entre las mujeres de entre 16 y 19 años (16,1%). En el lado contrario, el empleo femenino descendió entre los 25 y 29 años (-3,6%) y entre los 65 y 69 años (-7,1%).

Fuente: http://www.hosteleriadigital.es/2019/03/08/las-mujeres-representan-el-53-del-empleo-hostelero/